Florescencia de Ana

 

(sobre el poema de Kurt Schwitters „An Anna Blume“ )*

 

“Benéfica”, si virgen geminada,
sobrio eres seno del seno del Señor,
y mides sólo un ana y media de mi amor.
Si anadeas, soy el nauta
de tu rosa y de tu rumbo;
tú la imanadora
de mi ebrio botalón.

Ana, si te tiendes y especulas en la grama:
¿Ha…? nn… ¡ah!…
Ana, gramática eres, estuosa,
entrópica, turgente,
sujeta al don Gerundio
que te predica la gente.

Mas si mi énfasis radioso penetra tu corola,
el verticilo de tus brazos y tus piernas
se hace vórtice de un súbito ciclón;
te pierdes en el sueño y en memoria de amapolas,
y jadeo, murmuro, balbuceo ana-
lectas del gozoso turbión
que injerta te oí a solas.

Anagógica me izas a la mística almena
de tus dientes,
Ana, lista disuelves con tu ascua las pellas
del presente.
Me yergo en tu atalaya y de allí caigo
hacia tus pétalos, los párpados
en que palpita tu ojo ciego,
mi anaglifo glauco,
Ana, escurro el néctar
de tus botones de alcanfor,

de tu anáfora ilícita: ana-ana,

al besarte apuro
las reliquias de un recóndito licor…

¿Recuerdas, Ana,
cómo entre tú y yo
en sí misma
la luz se derramaba,
cuando al ceguezüelo rüin en láctea vía
despojamos juntos de la venda y de la aljaba?


_______________________________
* Poema en correspondencia (Korrespondenzgedicht), compuesto y traducido por el autor al alemán, para el certamen poético de la Exposición Universal del año 2000 (Expo 2000) en Hannover.