¿Hacia dónde vas, Milo, abstraído...

 

 

 A mi perro

 

¿Hacia dónde vas, Milo, abstraído?
¿Hacia la misma fuente del sentido?

¿Y si la noche oscura nos hostiga?
Más altura el amor ya nos prodiga.

¿Y si la luz más diáfana nos lleva?
El uno junto al otro allí se eleva.

Allí pleno el espíritu tirita
de la íntegra calma que te habita.

Allí todo se mira el universo:
la flor toda que se abre y su reverso.